cláusulas suelo reclamaciones bancario

¿Que ocurre con las cláusuas suelo?

Cuando un banco presta dinero a través de un préstamo con garantía hipotecaria establece un precio para ese dinero que son los intereses. Por lo general, esos intereses están calculados en base a un diferencial, que en la mayor parte de las hipotecas es el Euribor. A ese diferencial se le suele añadir un porcentaje adicional, por ejemplo, los intereses de una hipoteca pueden ser de Euribor más 2%.
En algunos casos, los bancos incluyeron en las hipotecas las llamadas cláusulas suelo, es decir, cláusulas en las que se regulaba un límite mínimo respecto a los intereses de la hipoteca, de forma que si los intereses caen por debajo de ese límite el hipotecado no se puede beneficiar de esa bajada.
Existen multitud de denominaciones para referirse a la citada cláusula suelo, por lo que si encuentra en su contrato alguna de las siguientes debería estar alerta.
Algunos ejemplos para denominar la cláusula suelo en los contratos son: “Límites a la aplicación del tipo de interés variable. “”Límites a la variabilidad. Sobre el tipo de interés variable”, “Túnel hipotecario, “Limitaciones a la baja del tipo de interés”,”Tipo de interés mínimo”, “Horquilla de interés”, “Limitación del tipo de interés”, “El tipo de interés pactado no podrá ser superior a x ni inferior a y\»
El Euribor ha tenido diversas oscilaciones en los últimos años y en algunos momentos ha estado en niveles muy bajos. Esto supuso que muchos consumidores se plantearan reclamar a los bancos por considerar abusivas las cláusulas suelo.
En el mes de mayo de 2013 el Tribunal Supremo dictó una sentencia por la que se declaró la nulidad de las cláusulas suelo a partir de dicha fecha. La falta de carácter retroactivo ha sido cuestionada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea que sostiene que no debe limitarse dicho carácter retroactivo.
Ante las posibles reclamaciones de los consumidores como consecuencia de todo lo anterior, el Gobierno aprobó el pasado mes de enero el Real Decreto-ley 1/2017, de 20 de enero, de medidas urgentes de protección de consumidores en materia de cláusulas suelo, por el que se regula el cauce para reclamar extrajudicialmente a las entidades bancarias las cláusulas suelo.
Sin embargo, los bancos rechazan o ignoran las peticiones de sus clientes. Por lo tanto, solo queda la opción de recurrir a los tribunales para poder recuperar el dinero de las ya famosas cláusulas suelo.
¿Qué puedo hacer yo como consumidor?
Tanto los tribunales a nivel estatal como las cortes de justicia europea han indicado que estas cláusulas no son legales y están a favor de las reclamaciones por parte de los usuarios. Pero, para que prosperen estas demandas, la forma en la que se realizan es muy importante.
Consulte con nuestro departamento especializado en derecho bancario, cuyos profesionales conocen exactamente cómo preparar y ejecutar estas reclamaciones.
El procedimiento que se sigue para la recuperación del importe de las cláusulas suelo es el siguiente:
Enviar una carta a la entidad bancaria explicando la situación. En primer lugar, se debe mandar un escrito al banco en el que se exponga que la hipoteca realizada con dicha entidad cuenta con una cláusula suelo y que procede a su reclamación.
Recibir la respuesta del banco. La entidad bancaria tiene que responder a la carta enviada anteriormente, señalando si devuelve esta cantidad o si se niega. Lo más probable es que el banco se niegue, por lo que se debe iniciar el siguiente paso.
Acudir a los tribunales. Ayudado por un profesional, el consumidor debe reclamar la cantidad de la cláusula suelo por vía judicial.
En muchas ocasiones se pierde la opción de recuperar el dinero en los tribunales por no hacer las reclamaciones de forma adecuada. Por eso, aunque el proceso lo podría hacer inicialmente cualquiera, lo mejor es reclamar cláusula suelo de la mano de un profesional. Nuestros profesionales te asesorarán y ayudará en todo el procedimiento, aumentando las probabilidades de que se devuelva lo abonado de más. 
¿Todavía estoy a tiempo?
Si consideras que eres uno de los afectados por este incidente, no lo dudes, todavía estás a tiempo de pedir ayuda.

Entra en vigor la reforma concursal

A principios del mes de septiembre se ha publicado en el BOE la Ley 16/2022, de 5 de septiembre, de reforma del texto refundido de la

¡Suscríbete nuestro boletín mensual!

¡Suscríbete a nuestro boletín mensual de noticias y forma parte de nuestros 702 personas y empresas que ya gozan de una información imprescindible para su día a día!