Las empresas que conforman el Ibex 35 han mejorado en el último año su compromiso con las políticas de derechos humanos, concretamente ha crecido en un 22% el número de empresas que disponen de política específica en esta materia. Durante el último ejercicio se han registrado 19 entidades, frente a las 11 empresas de índice bursátil en 2016 y a las 14 en 2017. Así se desprende del análisis de sus memorias de sostenibilidad realizado por la Red Española de Pacto Mundial, incluido en la guía anual Comunicando el progreso 2018, Una visión integrada en sostenibilidad y Reporting, un documento que permite observar la evolución de las organizaciones en aspectos concretos de RSE y sostenibilidad, así como para la detección de los principales riesgos y oportunidades en este ámbito.
A nivel general, el 68% de las empresas españolas incluyen en sus códigos éticos el compromiso por el respeto de los derechos humanos, aunque la diferencia entre organizaciones sigue siendo evidente. Tal y como apuntan los resultados del análisis, el 84% de las grandes empresas incorporan este compromiso, porcentaje que se reduce al 62% en las pymes. Una diferencia que se debe en parte, a que las empresas de menor tamaño usualmente no disponen de un código ético en su entidad.
Además de estos códigos, las empresas están trabajando cada vez más para evaluar a sus proveedores con el fin de evitar ser partícipes de vulneraciones de derechos humanos o laborales.
Los datos a nivel nacional muestran que sólo el 11% de las empresas adheridas al Pacto Mundial, identifican sus riesgos en materia de derechos humanos, a pesar de que el 82% dispone de políticas o prácticas en esta área.