¿Para qué sirven los distintivos ambientales?

Desde el año 2016, la Dirección General de Tráfico (DGT) hace una “discriminación positiva” de los vehículos mediante estas etiquetas que permiten aplicar las medidas oportunas en los distintos ámbitos, municipal, autonómico y nacional, tanto en la restricción del tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de las nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente. Con esto, la DGT quiere premiar a los vehículos que apuestan por la eficiencia energética.

Si bien, por el momento, su uso en Galicia no es obligatorio, sí que puede suponer una gran ventaja en algunos casos, ya que el objetivo de esta medida es fomentar la discriminación positiva a favor de los vehículos menos contaminantes, como son, entre otros, los coches híbridos o los coches sin emisiones.

¿Qué tipos de distintivos podemos encontrar?

Son cuatro los distintivos ambientales creados en función del impacto medioambiental de los vehículos.

Cero emisiones

Es la etiqueta ambiental cero emisiones de color azul y se entregan a los ciclomotores, triciclos, cuadriciclos y motocicletas, turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías que aparezcan clasificados en el Registro de vehículos de la DGT como vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV), vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible..

ECO

Etiqueta ambiental ECO de color verde y azul, para llevarla los vehículos deberán cumplir los siguientes requisitos: turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías que estén clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos híbridos enchufables con una autonomía menor a 40km, vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural, vehículos propulsados por gas natural  (GNC y GNL) o  gas licuado del petróleo (GLP). Además, deberán cumplir los criterios que establece el distintivo ambiental C.