El Estatuto de los Trabajadores establece que el no consignar en la nómina las cantidades que realmente fueron abonadas al trabajador, implica una infracción administrativa grave.
La multa oscila entre los 626 euros hasta los 6.250 euros. Además, no entregar el recibo de salarios al empleado en el plazo estipulado incurre a una infracción leve sancionada entre los 60 y los 625 euros.
Dentro de los errores más comunes a la hora de gestionar las nóminas, destaca que las pymes no se informan a tiempo de los cambios particulares que afectan tanto a conceptos como condiciones para calcular la nómina.
Además, para calcular la retención de impuestos, es importante saber si las percepciones que componen la nómina del empleado han de ser gravables o quedan exentas ya que este hecho, puede crear discrepancias y generar problemas.
Por otro lado, muchas son las empresas que están acostumbradas a usar las nóminas del mes anterior. Pero, cada mes las condiciones varían por lo que es mejor empezar de cero y así evitar errores.
Por ello, es muy importante la planificación, ya que contamos con un mes entero para poder realizar las nóminas.